Logo
Vidrio Filtrante BIOMA Active Filter Glass (Saco 20Kg)

Vidrio Filtrante BIOMA Active Filter Glass (Saco 20Kg)



BIOMA Active Filter Glass va envasado en sacos de 20 kg de papel de triple capa con una capa intermedia de polietileno resistente a los rayos UV.

Cada saco te llegará cubierto con un saco de polietileno de galga 500 que cumple dos funciones:

1. Proteger el saco de papel durante el transporte.

2. Servir como recipiente para la retirada de la arena sílice usada de tu filtro.

El precio de un saco es de 22,99 € (IVA incluido) + transporte.

Precio de transporte según cantidad comprada (Entrega en 24-72 horas dependiendo de la población de destino)

(Encontrarás toda la información sobre el plazo de entrega en la pestaña de Preguntas Frecuentes)

Puedes pagar tu pedido con Tarjeta bancaria, Paypal o Transferencia

(Material a la venta en toda España peninsular. Para compras desde Ceuta, Melilla, Baleares y Canarias, enviennos una consulta al correo electrónico comercial@vidriofiltrante.com)

Calcula aquí mismo (antes de realizar la compra) el precio total de tu pedido indicando el número de sacos que necesitas y la provincia de destino.

Cantidad
Selecciona tu provincia
Precio
22.99€
Comprar
  • LOS VIDRIOS DE FILTRACIÓN MÁS ECONÓMICOS SE COMPACTAN IGUAL QUE LA ARENA DE SÍLICE.
    BIOMA ACTIVE FILTER GLASS DURA PARA TODA LA VIDA.
    COMPRA LO MEJOR Y AMORTÍZALO EN UNA TEMPORADA AHORRANDO AGUA, ENERGÍA Y PRODUCTO QUÍMICO.

  • Vidrio Filtrante BIOMA

  • BIOMA Active Filter Glass es el material específico para la filtración del agua de piscinas de la división de vidrios técnicos de Camacho Recycling agrupados bajo la denominación NatureWorks Hi-Tech Glass Filter Media

    Se trata de un vidrio técnico desarrollado mediante la alta tecnología MC² Activation Technology® destinado a eliminar la compactación y a conseguir, a su vez, la máxima calidad de filtración.


      • El vidrio es un material muy resistente, la escasa fatiga que sufre para usos de filtración le conceden una gran longevidad. En el caso de piscinas, se alcanzan los 100 años de vida útil. Los materiales comunes de filtración, arena sílice, zeolita y diatomeas, deben ser sustituidos antes de llegar a su límite de duración por resistencia del material debido al apelmazamiento producido por la colonización de bacterias. Estos materiales tienen una morfología cristalina cuya irregularidad le concede gran poder de filtración, pero únicamente mientras son nuevos. Las irregularidades cristalinas por su propia naturaleza presentan multitud de huecos donde las bacterias se alojan y se hacen fuertes. Estas para sobrevivir, comienzan a crear una protección pegajosa llamada “algine” que conforme va creciendo proporciona un entorno seguro para el crecimiento de las bacterias, el temido “biofilm”. Los materiales con morfología cristalina se van apelmazando unidos por el pegajoso biofilm atrapando la cal del agua e inutilizando su capacidad de filtración.

        Comienzan a formarse entonces canalizaciones por donde el agua pasa  directamente sin ser filtrada momento en el cual el medio filtrante debe ser sustituido a pesar de no haber llegado a su límite por duración del material.

        BIOMA Active Filter Glass tiene una morfología micro pulida que evita la adhesión de materia orgánica y, por tanto, la creación de algine y la formación de biofilm.


      • Los vidrios para filtración que no han sido producidos con el método MC² Activation Technology® necesitan varios lechos de distinta granulometría para ser efectivos. También podrían alcanzar una gran longevidad pero en el momento en que se produce una avería en el filtro y debe ser retirado, ya no pueden reutilizarse ya que se mezclan los granos y se pierde su eficacia. Además, presentan aristas e imperfecciones microscópicas que son cobijo para bacterias y biofilm lo que también provoca apelmazamiento.

        Por lo tanto, BIOMA Active Filter Glass es el único vidrio para filtración que dura para siempre.

      • La calidad de filtración esta directamente relacionada con la velocidad de filtración. A mayor velocidad, mayor cantidad y calibre de partículas pasan el tamiz y por lo tanto menor transparencia en el agua (turbidez). El valor de velocidad se mide en los metros cúbicos de fluido que pasan en una hora por unidad de superficie de filtración (m3/h/m2).

        La curva granulométrica que compone BIOMA esta ajustada para llegar a filtrar partículas >1 micra a una velocidad de filtración de 6 m3/h/m2. A velocidades de filtración de piscina publica 30 m3/h/m2 se consigue eliminar la mayor parte de las partículas >5 micras. A velocidades de filtración de piscina privada 50 m3/h/m2 se consigue eliminar la mayor parte de las partículas >10 micras.

        Cuando la arena es nueva y a muy baja velocidad consigue como mejor resultado 10 micras y habitualmente está en torno a más de 50 micras con lo que no se alcanza a filtrar polen, cryptosporidium ni bacterias.

        Bioma incorpora tecnología de microfiltración con este objetivo.

      • La parte de MC² Activation Technology® relativa al proceso puro de fabricación se desarrolló para conseguir un producto sin aristas con dos objetivos, que las aristas de dos elementos unidas entre si no pudieran formar cobijo para las bacterias y que el producto no corte, de manera que puede ser utilizado con tranquilidad sin ningún tipo de formación técnica.

        También hay que tener en cuenta que como BIOMA dura 100 años en piscinas, tarde o temprano se producirá una rotura en el filtro que derivará en la presencia de masa filtrante en la piscina. Si esta carece de aristas y por lo tanto no corta, no presentará más peligro que la arena sílica. Solo debemos recoger el BIOMA vertido en la piscina con la barredera una vez reparado el filtro.

      • MC² Activation Technology® incluye, entre otras, la tecnología de calibrado de la curva granulométrica. Disponer de un patrón, permite realizar un modelo informático para simular su ordenación en cualquier situación y cómo se ve alterado por la acción de las turbulencias sufridas en los proceso de filtración y contra lavados. Todo esto se diseña para mantener libres todos los posibles micro canales que se forman en la masa filtrante de manera que la capacidad de retención de impurezas por unidad de volumen es la máxima posible.

        Si tomamos como un valor 100 la capacidad de retención de impurezas de BIOMA, sin MC² Activation Technology® se consigue un valor de aproximadamente 40 y con arena sílica 15. Las diferencias de rendimiento se deben además de al diseño de los micro canales de filtración, al diseño de la curva granulométrica que impide la compactación de la masa filtrante. Cuando la compactación se produce la capacidad de retención de impurezas se reduce drásticamente.

        Además de tardar más tiempo en colmatarse, para hacer un lavado de filtro se necesita menos agua, con lo que tenemos que para lavar un filtro con BIOMA solo se consume anualmente aprox. 1/8 de la cantidad de agua necesaria para lavar un filtro con arena sílica. El ahorro se hace patente y se acelera la amortización del producto.

      • Gran parte del consumo de producto químico de una piscina se produce en el filtro. Como hemos explicado anteriormente, la bacteria prolifera en la masa filtrante y se protege formando biofilm. Este va apelmazando la arena que se va cubriendo de cal e inutilizando su capacidad filtrante. El consumo de producto químico va aumentando conforme se va produciendo este proceso ya que este debe cargar con el trabajo extra de luchar contra las partículas no filtradas y además se consume atacando al biofilm de manera infructuosa.

        Ciertos principios activos de MC² Activation Technology® como son el diseño de las partículas que no presentan aristas y tienen una superficie microscópicamente lisa, hacen que sea incolonizable por las bacterias. Estas no encuentran huecos y son incapaces de adherirse a las partículas de manera que el propio proceso de filtración y de lavado a contracorriente las expulsa del filtro donde ahora ya son atacadas y eliminadas por el sistema de desinfección.

        Utilizando BIOMA en el filtro, el producto químico no se pierde atacando infructuosamente el biofilm ni a las partículas que no han sido filtradas. El ahorro puede llegar a ser del 80%.

        El mayor ahorro se produce en piscinas con una carga orgánica elevada como las piscinas públicas y especialmente spas.

        Los grupos de cloraminas son subproductos derivados de materia orgánica que no han llegado a oxidarse completamente. Estos son los responsables del “olor a cloro”, la irritación de ojos y mucosas y son potencialmente cancerigenos y causantes de enfermedades pulmonares.

        Gran parte de las cloraminas se producen en el filtro donde las bacterias se hacen fuertes y se protegen de los agentes oxidantes como el cloro. Estas, al no ser oxidadas completamente generan cloraminas que deben ser eliminadas mediante la adición de más oxidante.

        De nuevo, los principios asépticos de MC² Activation Technology® que no permiten la formación de este biofilm, son determinantes a la hora de reducir el nivel de cloraminas en la piscina.

      • En cuanto al ahorro energético, con BIOMA el sistema de filtración necesita trabajar durante mucho menos tiempo para la filtración ya que es mucho más eficiente. También se produce una perdida de carga mínima, con lo que la bomba trabaja menos forzada consumiendo menos. Los ciclos de lavado son mucho menos frecuentes y duran menos tiempo con el consiguiente ahorro en consumo eléctrico.

        El ahorro es especialmente significativo en piscinas climatizadas donde al ahorro energético conseguido por la optimización de lavados, como se explica en párrafos anteriores, hace que sólo necesitemos 1/8 de la cantidad del agua necesaria para lavar un filtro de arena sílica. El agua que se utiliza está climatizada por lo que se necesita climatizar el agua repuesta. Teniendo en cuenta que en una piscina publica podemos estar hablando en torno a los 20 m3 por lavado, el ahorro energético es muy apreciable y la amortización del producto es casi inmediata.

      • BIOMA Es un producto de origen totalmente reciclado y reciclable, no genera residuos en el proceso de fabricación y contribuye al cuidado medioambiental ahorrando agua, energía y productos químicos.

        El producto llega al final de su vida útil por erosionado, pero el vidrio se puede reutilizar infinitas veces.

        Una vez llega al final de su vida útil ya no puede volver a utilizarse para filtración pero si se utilizará para otros fines.

  • Certificaciones de material, producción y tratamiento para agua potable respaldadas por Bureau Veritas.
    Bioma Active filter Glass cumple la norma UNE EN 12904-2000 relativa a los materiales en contacto con agua de consumo humano.

  • Modo de uso

  • La utilización de BIOMA Active Filter Glass es extremadamente sencilla.

    En un filtro nuevo, nos limitaremos a rellenar el filtro con la cantidad de producto que indique el fabricante. Normalmente en el filtro viene indicada la cantidad de arena.

  • La cantidad de vidrio que deberemos colocar en el filtro es un 20% menos que la cantidad indicada de arena de sílice.
    Si la cantidad de arena es de 175 kg, deberemos substituirla por 140 kg de  BIOMA Active Filter Glass.

  • En caso de un filtro ya usado, ante la necesidad de sustituir la arena de sílice o zeolita que tenemos en el filtro puesto que ya ha concluido su vida útil, vaciaremos el filtro, lo limpiaremos con esmero y colocaremos el vidrio en una proporción de un saco de 20 kg por cada saco de 25 kg que teníamos de arena o por cada 10 kg de zeolita. Como con cualquier otro producto, antes de empezar a filtrar se debe realizar un lavado del filtro para eliminar el polvo del material que en el caso del vidrio es realmente ínfimo. Salvo rotura en el filtro, ésta será la última vez que tendremos que realizar esta operación.

    Si tuviéramos que cambiar el filtro o realizar cualquier reparación que nos obligara a retirar el medio filtrante (una crepina rota, por ejemplo), deberíamos recuperar el vidrio depositándolo sobre una lona o plástico para evitar que se  contamine y volver a introducirlo en el filtro tras la reparación.

  • Nuestra garantía de satisfacción. 
    ​Si no quedas completamente satisfecho, te devolvemos el dinero.

© Vidrio Filtrante para piscinas - Todos los derechos reservados - Aviso legal - Política de privacidad de datos - Política de Cookies